ENTREVISTA A D. MAXIMILIANO SANTOS FERRER

 Dentro de los muchos contenidos que aparecen en este blog, un genero que cultivo muy poco es el de la entrevista, ante todo por la dificultad que me genera preparar la misma, las preguntas y el «atraco» que resulta para el interpelado.
 Pero hoy la cosa cambia y lo hace sobre todo de la manos del entrevistado, Maximiliano Santos Ferrer, Maxi, como todo el mundo le conocemos, director de la Banda Sinfónica «La Lira de Pozuelo», quien amablemente se ha prestado en someterse a mis preguntas.
 La excusa es fácil, y es que este sábado veinticuatro de febrero, bajo su dirección, la Lira de Pozuelo ofrecerá en Sevilla un concierto de marchas procesionales, junto con nada más y nada menos, que la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras (Sevilla).
  Por repasar unos pocos datos que contextualicen la entrevista, bajo su dirección, La Lira de Pozuelo, es quien en los últimos años acompaña cada Semana Santa, a María Santísima de las Angustias de la Hermandad de Los Gitanos, el Miércoles Santo; a María Santísima del Dulce Nombre en su Soledad de la Hermandad de «El Pobre» cada Jueves Santo; a Nuestro Padre Jesús Nazareno «Medinaceli» el Viernes Santo y participa en la procesión del Domingo de Resurrección en su localidad de Pozuelo.

ENTREVISTA A MAXIMILIANO SANTOS FERRER

Nombre: Maximiliano Santos Ferrer

Fecha y lugar de nacimiento: Buñol (Valencia). 8 de agosto de 1971

Antes de entrar en el mundo de  la música cofrade propiamente dicha y a modo de presentación conozcamos algo más personal.

  1. Cuéntenos un poco su formación musical.

Nací en una familia de músicos y comencé mis estudios a los diez años en la Escuela de Música de la Armónica de Buñol. Terminé el Grado Medio en el Conservatorio de Buñol y realicé los Estudios Superiores en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, realizando estudios de Post Grado en la Escuela Estatal de Música de Stuttgart (Alemania), donde comenzó mi interés por la Dirección de Orquesta.

Posteriormente he realizado numerosos cursos de Dirección de Orquesta y Banda.

 

  1. ¿A qué Bandas o Agrupaciones Musicales pertenece o ha pertenecido?

A los 12 años entré a mi banda, la “Armónica”  de Buñol.

A los 18 años me alisté como voluntario en el  Ejército, y formé parte de las bandas de Aviación de Madrid, y de Gran Canaria. Ya como Suboficial Músico fui integrante de las Bandas de Burgos y La Coruña, hasta que el 1.992 “aterricé” en Madrid ya para quedarme, formando parte de la Banda del Regimiento “Inmemorial del Rey núm. 1”, bajo la batuta de D. Abel Moreno, y posteriormente de la Banda de la Guardia Real, con D. Francisco Grau Vegara.

Fue en 2.002 cuando dejé el ejército y me fui a la Orquesta Sinfónica de Madrid (titular del Teatro Real). Posteriormente en 2.006 pasé a formar parte de la Orquesta de la Comunidad de Madrid (titular del Teatro de la Zarzuela). Ese mismo año aprobé la oposición de Profesor de Conservatorio, en la especialidad de trompa, puesto que sigo ejerciendo en el Conservatorio de Getafe. 

Sigo colaborando habitualmente con Orquestas y Bandas Profesionales en toda España.

 

  1. ¿A qué edad entró a formar parte de una banda de música?

A los 12 años a la banda del pueblo y a los 18 años ya de manera profesional.

 

  1. En el ámbito cofrade le conocemos siempre como director, pero  ¿Qué otras actividades musicales desarrolla? Por ejemplo ¿Qué instrumentos musicales toca?

Soy trompista, arreglista y compositor.

 

  1. ¿Ha dirigido otras formaciones? ¿Qué otras funciones en una banda de música ha tenido a parte de músico o director? 

Sí. He sido director Titular de la Orquesta Sinfónica de Pozuelo de Alarcón “La Lira” (OSPAL) desde su fundación en 2.008 hasta el pasado año.

He dirigido en ocasiones la Orquesta Clásica Santa Cecilia.

Soy Profesor de Banda de la Orquesta del Conservatorio Profesional de Música de Getafe, y he sido invitado a dirigir bandas como la Daytona State College, en Daytona (Florida, EEUU).

En el ámbito más cofrade que es la esencia de este blog.

  1. ¿Cuál es su primer contacto con la Semana Santa Madrileña?

Fue bajo la batuta de D. Abel Moreno, en la Banda “Inmemorial del Rey, núm 1”, ya que realizamos  innumerables conciertos de música cofrade.

 

  1. Podemos decir que “La Lira de Pozuelo”  es hoy por hoy la Banda de Música de la Semana Santa Madrileña con cuatro salidas procesionales,  por lo que a mi juicio, la ha llevado a ser la referencia en cuando a bandas cofrades en Madrid. Como es lógico, la banda sinfónica ha tenido un recorrido en estos últimos años de menos a más. Cuéntenos como ha visto esta evolución y como, siendo el director ha podido influir en este crecimiento.

Desde que me incorporé como director de ”La Lira de Pozuelo” , la banda ha experimentado un crecimiento cualitativo y cuantitativo muy importante, y tras la acumulación de años de experiencia procesional y manteniendo un alto nivel de trabajo y exigencia, hemos conseguido resultados excelentes a todos los niveles, sin perder de vista los aspectos mejorables.

 Por suerte para mí, en “La Lira de Pozuelo” hay un equipo humano y directivo muy implicado en su evolución. Juntos hemos diseñado una formación “de calle” en la que hemos integrado el grupo de tambores a la banda, logrando una sonoridad equilibrada y  potente, ideal para el sonido que buscamos en la Semana Santa.

Año tras año llevamos a cabo una ardua tarea de investigación buscando nuevo repertorio. 

Seguimos trabajando duro para seguir creciendo.

  1. En mis primeras procesiones observé que en la “carpeta de Marchas” habría unas 15. Ahora mismo en esas mismas carpetas hay seguras 45. Teniendo en cuenta que por el camino se han retirado 20 o 30, el repertorio “de calle” en La Lira de Pozuelo ascenderá a 70 marchas más o menos.Yo siempre confieso mi gran desconocimiento musical, pero observo que el repertorio propiamente cofrade que interpreta cada año  La Lira de Pozuelo es  extenso y variado. ¿Cómo ha sido la evolución de este repertorio en los últimos años? ¿Hay aportaciones propias de usted  al repertorio?


Mi primera aportación fue el pasado año con  la reinstrumentación de la marcha ”Nazareno y Gitano” de Pascual González, arreglo dedicado a vuestra cofradía. Y este año, celebrando el centenario de la composición “Soleá, dame la mano” de M. Font de Anta, acabo de terminar una nueva versión de concierto para banda, que se estrenará en Sevilla el sábado 24 de febrero, y la traeremos a la Catedral de la Almudena el próximo 10 de marzo.

En el tintero quedan unas cuantas más, que verán la luz en años venideros.

 

  1. Para la elección del repertorio de cada Procesión ¿Es usted el responsable único de la elección de las marchas que se interpretan o intervienen más personas?

Generalmente son las Cofradías quienes deciden qué tocar y dónde, aunque siempre existen variables como son: el frío, la anchura de las calles, o en el caso de que haya solos, el estado físico del solista, que hacen que ese orden pueda ser alterado.

 

  1. Dígame un lugar o un momento cofrade que recomendaría  en la Semana Santa madrileña que le toca vivir desde su dirección musical.

–          En la Procesión de “Los Gitanos”  el giro de la Virgen en la c/de la Paz con la c/de la Bolsa y el último giro de la c/ del Carmen con la c/de la Salud.

–          En “Jesús, el Pobre”, la bajada de la c/ Toledo, y el encuentro y entrada del final.

–          En “Medinaceli”, la subida de la Carrera de San Jerónimo.

 

  1.  Para una banda como la Lira, ¿cambia mucho el tocar sentado como habitualmente lo hacen sus músicos a hacerlo en una formación durante una procesión de Semana Santa?

Es un cambio radical. El tocar de pie conlleva además del esfuerzo, que en algunos casos es brutal debido al tamaño y peso del instrumento (el peso de una tuba es de alrededor de 20 kg), los cambios de temperatura, que hacen que varíe la resistencia del metal y la afinación. 

Además los músicos no pueden estar al 100% concentrados en la música porque existen muchos factores que contribuyen a dispersar su atención: el público, obstáculos de la calzada, la estrechez de algunas calles, y su única referencia temporal es el ritmo de los tambores.

Tocar sentados supone muchísima más estabilidad en el sonido y en la afinación,  y centra la concentración en la figura del director.

 

  1. Sin entrar en comparaciones, ¿Cómo diría que es el nivel del resto de  las bandas que participan en la Semana Santa Madrileña?

Debido a nuestra gran actividad  en esos días no he tenido ocasión de escuchar a ninguna banda de las que participan en la Semana Santa Madrileña.

 

  1. La Banda Sinfónica «La Lira de Pozuelo» lleva cinco años tocando tras algunas de las Corporaciones más importantes de Madrid como Medinaceli, El Pobre o Los Gitanos ¿Qué le han aportado a La Lira estas corporaciones?

Para “La Lira de Pozuelo” es una grandísima responsabilidad acompañar a estos pasos tan importantes, y el mero hecho de participar junto a ellos supone un compromiso y un gran honor, por lo que tratamos de responder en consecuencia.

 

  1. Al revés ahora. Además de su música y su trabajo que cree que ha podido aportar La lira a estas corporaciones.

La música amalgama todos los ornamentos de la Semana Santa y lo convierte en sentimiento. Sin duda alguna, en “La Lira de Pozuelo” aunamos  el rigor de las interpretaciones, el compromiso de nuestros músicos y la tradición, que pasa de mayores a niños. En definitiva, un ejemplo de buenos valores, que son el pilar de nuestra asociación.

 

  1. Como hemos sabido a través de las redes sociales el próximo febrero ofrecerán un concierto en Sevilla, en concreto en la Iglesia del Santo Ángel. ¿Qué supone para una banda como «La Lira de Pozuelo tocar en la cuna de la música cofrade?

En un reto que afrontamos con absoluta humildad, en el que vamos a tratar de dar lo mejor de nosotros mismos e intentar llevar a los sevillanos un trocito de lo que hacemos por Madrid.

Volvemos a temas más personales.

  1. Hablemos un poco de sus músicos, los que vemos en las calles madrileñas cada Semana Santa.

Como comentaba anteriormente, la tradición es un elemento básico e indispensable para que el buen hacer se transmita de los más antiguos a los más jóvenes, y el ejemplo está calando hondo en los más pequeños. Nuestros niños, por raro que parezca, afrontan las procesiones con mucha ilusión y son capaces de disfrutar pese al esfuerzo enorme que supone estar “procesionando” una media de seis horas tres días seguidos. Esto hace que me enorgullezca enormemente de tod@s y cada un@ de ell@s, niños y mayores, porque sé lo durísimo que es.

 

  1. Díganos en alguno de ellos  que debamos fijarnos, y no me diga en Juan Pedro (presidente de la Lira de Pozuelo), ¿Por qué?

Está clarísimo que cada familia está orgullosa de sus music@s, y no podría hacer una especial mención de ninguno en particular, pero sugiero que os fijéis en los más pequeños, en los más mayores…y en los tubas, y os hagáis una idea del esfuerzo que están realizando (sin quitarles mérito al resto). Son de admirar.

 

  1. Tiene en mente la composición de alguna marcha?

Tengo varios proyectos. Algunos de ellos avanzados. Pero el hecho de conocer y dirigir tanto y tan buen repertorio, hace que mi respeto retrase la finalización de cualquier proyecto.

 

  1. Cuénteme  alguna anécdota que haya sucedido en este mundillo cofrade.

Anécdota negativa: ver a mis músic@s con los dedos morados por el frío y tiritando o directamente en el SAMUR por hipotermia.

Anécdota positiva: Acabar de tocar una marcha y que salgan todos los anderos o costaleros de debajo del paso a ovacionar a la banda. O que, al acabar la Procesión de “Los Gitanos” los músicos abandonen el recinto en medio de un pasillo de aplausos.

 

  1. Como ve un músico como usted a  alguien que decide hacerse costalero por ejemplo.

La Fe y las creencias de cada un@ son algo muy personal y muy respetable, y cualquier cosa que se haga desde la bondad y la generosidad tiene mi aplauso. Ser músico amateur también tiene mucho de esto, se parece mucho a ser costalero…pero todo el año.

 

  1. ¿Manías como músico?

Las manías suelen aparecer en los momentos de máxima tensión. En mi caso ha sido en los concursos, para los cuales tengo reservados mis calcetines “de la suerte”  jajajaja, que son unos calcetines negros, con mi instrumento (una trompa) bordado.

 

  1. Un sueño cumplido con como músico, ¿Cuál ha sido? ¿Y con la Lira?

Como músico, fue dirigir a mi profesor Radovan Vlatkovic, considerado el mejor trompista del mundo, en uno de los conciertos que dirigí a la Orquesta Clásica Santa Cecilia”, en el Auditorio Nacional de Música de Madrid.

Con La Lira, fue participar en dos ocasiones en la Sección de Honor (la máxima categoría) del Certamen Internacional de Bandas de Música de Valencia, y ganar las dos.

 

Hablemos de sus gustos en música la cofrade

  1. Una banda de música.

Sin contar “La Lira”, el Inmemorial del Rey nº1 con D. Abel Moreno.

 

  1. Una agrupación musical.

No estoy muy puesto en Agrupaciones Musicales, lo siento.

 

  1. Una banda de CC y TT.

Cualquiera de las famosas de Sevilla. No sabría elegir entre “Las Cigarreras”, “Las tres caídas de Triana”, etc…

 

  1. Elíjame me una marcha de cada estilo.

No te voy a hablar de estilos porque no conozco en profundidad el repertorio de las bandas de CC y TT ni de las Agrupaciones, pero  te voy a nombrar mis favoritas:  “Soleá, dame la mano” y ”Amarguras” de M. Font , “La Madrugá” de A. Moreno, “Osanna in Excelsis” de O. Navarro, “Jerusalén” de J. Vélez, y “Valle de Sevilla” de J. de la Vega.

 

Para ir terminando

  1. La Lira sigue creciendo día a día, pero ¿Dónde está el techo de la banda?

Sin duda nuestro principal problema reside en la financiación, sin la cual la mayoría de nuestros proyectos no se pueden llevar a cabo. Las ilusiones futuras se centran en la participación en la Olimpiada de Música que se celebra cada cuatro años en Kerkrade (Holanda), así como la participación en diversos Festivales Internacionales que se celebran por Europa, a los que hemos tenido el honor de ser invitados en varias ocasiones y nunca hemos podido participar por falta de dinero.

Desde el punto de vista “ilusionante”, el techo estará donde esté nuestra imaginación.

 

  1.  ¿Queda margen de mejora en esta parcela?  ¿Cuáles son los puntos a mejorar?

Como en todo en la vida siempre hay margen de mejora.  Y aunque no me corresponde a mí esta parcela, mi principal interés reside en apoyar la potenciación y búsqueda de nuevas fórmulas educativas para nuestra escuela de música y la realización de cursillos intensivos y clases maestras con músicos de nivel internacional, además de la formación de grupos de cámara.

Nuestros jóvenes músicos son el elemento fundamental para conseguir que la banda evolucione gradualmente, y es esta nuestra principal preocupación.

 

  1. Lleva desde el 2003 al frente de la Banda Sinfónica, habiendo sido capaz  de llevarla a un gran nivel, incluso ganando los certámenes más prestigiosos a nivel nacional e internacional. ¿Cuáles son los siguientes retos?

Como comentaba anteriormente, en el apartado “concursos”, la Olimpiada de Kerkrade en 2.021 es mi objetivo a medio plazo, sin descartar alguna posible participación en algún otro Certamen.

En el apartado “artístico”, la grabación de Música Cofrade es un proyecto que tenemos desde hace algunos años encima de la mesa. Estaría bien poder llevarlo a cabo en breve, pero nos falta lo de siempre, el apoyo económico..

 

  1. Pensando en el futuro ¿Qué cosas  le quedan por hacer como director de esta banda?

Para mantener a “La Lira de Pozuelo” en el punto de reconocimiento que hemos conseguido es necesario el trabajo serio y constante en pro de mejorar todos y cada uno de los aspectos que intervienen en la puesta en escena de cada una de nuestras actuaciones. Y en eso siempre quedan cosas que innovar o mejorar. 

 

  1. Dedique una marcha a alguien.

“Osanna in Excelsis” del gran compositor Óscar Navarro a tod@s mis músic@s  porque es su favorita.

Gracias Maxi

Un placer !!

 

Compartir en:

Deja un comentario

error: Los contenidos de este portal web están registrados por su autor y protegidos por la ley. Queda prohibida su descarga, sin la autorización de su legítimo propietario.