HABLAR SIN VER, Y LOS MANTOS DE LA FUENSANTA por Carlos Elipe

 

   Una de las grandes sorpresas que me he encontrado en el estudio de los regalos que Isabel II realizó a diferentes Vírgenes y Cristos de la geografía patria, está relacionada con María Santísima de la Fuensanta, patrona en Murcia. 

  Lo primero que sorprende, es el gran patrimonio que posee la Virgen. Está a la altura del mejor ajuar que pueda tener una imagen mariana en cualquier punto de España. En el tema que nos ocupa, mantos de vestir y procesionales, este patrimonio pasa a ser más que relevante, con un sin fin de piezas[1]

  Y dentro de estas piezas, hay dos que me han llamado poderosamente la atención. Seguramente no son los más valiosos por su oro, como el Azul o Manto de Valencia[2] pero si por su historia y singularidad. 

  La primera, obviamente, y por la que me acerco hoy a la patrona de Murcia, es el manto que el 26 de octubre de 1862[3] ,  le regala la Reina Isabel II, en el viaje que la Reina realiza a Murcia.  

Virgen de la Fuensanta con el vestido y manto regalo de Isabel II 

  Es el traje más antiguo que se conserva en el ajuar de la Virgen, que es descrito como traje completo y manto de lamé italiano[4], que tras varias intervenciones, primero paso a ser de tisú de plata,  y que finalmente fue sustituido por un raso blanco, cuyos bordados en oro y plata, consisten en una cenefa ornamental de decoración vegetal en el perímetro inferior del manto y un salpicado en el resto de su superficie. Pudiera ser que en alguno de esos cambios de tela, se alteró levemente la disposición de parte de los bordados. No conserva ninguna inscripción en el manto ni en ninguna de las piezas del conjunto[5] que permita saber si fue firmado por las Gilart. Actualmente lleva también aplicaciones de perlas, cristales y lentejuelas.[6] 

   Para seguir ampliando el conocimiento de la pieza, terminé por visitar el Santuario de la Virgen de la Fuensanta.

   En las semanas previas a rendir visita en su santuario de Algezares a “la Morenica”, como la llaman cariñosamente sus devotos, repasé a conciencia toda la información posible sobre la imagen, el santuario, su ajuar, la o las hermandades[7] que le dan culto, etc. Parte de la preparación fue conocer de antemano, que podía llegar a ver de su ajuar, intentado contactar con los responsables del mismo. El resultado de las gestiones fue pésimo. 

   Me fue completamente imposible, conseguir de las varias personas con las que entré en contacto esos días, me dieran alguna opción de tener la más mínima oportunidad de ver nada, más allá de lo poco que hay expuesto en el museo de la Catedral de Murcia y del manto que lucía la Virgen el día que le rendí visita.

   Pero es que además, la tienda de recuerdos del Santuario, que atendía ese día una angelical monjita, dispone de todo tipo de suvenires, calendarios, postales, baratijas, etc. Después de repasar a fondo la tienda, ni una sola imagen que llevarme a la boca, ya fuera en una postal, estampita o similar del manto blanco regalo de Isabel II.

   No puedo entrar a valorar quien y como custodia todo este patrimonio de la patrona de los Murcianos, más si cabe cuando uno lee, que para empezar a describir este ajuar, en la página web de Real Hermandad de Caballeros de La Fuensanta se dice directamente en la primera línea: “Pese a los distintos robos documentados que ha sufrido el ajuar de la Patrona de Murcia….” 

   Que el patrimonio esté custodiado desde hace más de un siglo por la misma familia[8], seguro hace que se encuentre perfectamente conservado, todo junto en un solo recinto y sufra así el mínimo deterioro. Podría ser una buena política de conservación. Pero esto hace que el común de los mortales como soy yo, sin un padrino en Murcia, no pueda estudiar piezas que por su valor, podrían estar perfectamente en un museo[9].

   Por eso y por ahora, la información sobre este regalo de la Reina se tiene que quedar aquí. Se que hay un estudio de la Universidad de Murcia sobre los regalos de Isabel II. Intentaré en un futuro dar mejor contenido de este regalo.

   Pero, para que este artículo no sea tan escaso, vamos a profundizar en el segundo manto de la Fuensanta que ha llamado poderosamente mi atención.

   Esta segunda pieza es una «rara avis«, creo única en el mundo, que merece sin duda las siguientes líneas.

  Cuando en el verano pasado hablaba con Dña. Silvia Monter, conservadora y restauradora textil del Museo Arqueológico Nacional, sobre los bordados de Isabel II, que están copando el contenido de estos días en la página web, ella me hizo un comentario que no supe calibrar en el momento. Fue algo así: “De los mantos de la Fuensanta, el más interesante es el de Worth”. Dejé anotado el comentario, para seguir la pista en la futura visita a la Fuensanta.

   Por ahorrar palabras, planteo dos analogías que resumen a Charles Frederick Worth y el manto de la Fuensanta.

   La primera. Worth puede representar a la historia mundial de la moda la suma de Amancio Ortega (Inditex) y Coco Chanel.

   La segunda. Imaginemos que la Esperanza Macarena de Sevilla tuviera un manto de marca Chanel diseñado por Karl Lagerfeld. Así es este manto de especial.

  Les dejo una referencia a la manida wikipedia[10], al pie del documento para que se entienda que no exagero con lo anterior.

  Gloria Laguna, aristócrata madrileña, con los títulos de Marquesa de Laguna y Condesa de Requena, encargó a la casa Worth-Boberg[11] de París en 1912 un manto para la Virgen de la Fuensanta. Es de terciopelo color marfil y su decoración podría definirse de estilo ecléctico. Está formada por miles de cristales, trozos de nácar, lentejuelas, tachuelas de plata, piedras preciosas y semipreciosas con motivos angélicos pintados al óleo sobre cuero. Fue estrenado el lunes 25 de abril de 1927, en la Procesión Triunfal con motivo de su Coronación Pontificia.

   Siguiendo la analogía de la Esperanza, llegó a París una singular aristócrata[12] que se “marco un” Joselito -El Gallo- y las mariquitas de la Macarena[13].

   Como contaba al inicio, el acceso público para poder ver este u otro manto es nulo. Por eso, tampoco puedo contar con fotografías del mismo. Recomiendo ver en www.lahornacina.com un reportaje de Alejandro Romero con las mejores fotos que he visto de este manto.

Pequeños detalles del manto

 

  Espero salir pronto de este confinamiento para poder regresar a rendir visita a la Morenica y esta vez si, poder ver y así poder contarlo.

Carlos Elipe Pérez

 


 

[1] No hay demasiadas referencias al respecto, ni suficientemente completas, pudiendo ser entre quince o veinte mantos, por lo que para hacerse una idea general, recomiendo visitar estas tres webs.

 

[2] Traje completo de raso azul, bordado en oro, plata y con aplicaciones de joyas sin desmontar.  Es regalo de 1958 de la Ciudad de Valencia en agradecimiento a Murcia, por la ayuda prestada tras la terrible inundación sufrida en la Capital del Turia.

 

[3] Biblioteca Nacional de España. «La Esperanza» del 27 de octubre de 1862: «Murcia 26 de octubre de 1862, á las siete y cuarenta minutos de la noche, SS. MM. y AA.  han visitado hoy el santuario de la Fuensanta, siendo vitoreados con entusiasmo».

 

[4]  El lamé  es un tipo de tela o punto con cintas delgadas de fibra metálica, donde las cintas se envuelven alrededor de un hilo de fibra. Suele ser de color dorado o plateado, a veces se ve cobre lamé. Lamé viene en diferentes variedades, dependiendo de la composición de los otros hilos en la tela. Ejemplos comunes son lamé de tejido, lamé de holograma y lamé de perla.

 

[5] Dato corroborado por D. Francisco José Alegría Ruiz -Canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Murcia y Director Técnico del Museo de la Catedral de Murcia.

 

[6] Dato aportado por Murcia Nazarena. http://www.murcianazarena.com/mantos_Fuensanta.htm

 

[7] La imagen depende de la Diócesis de Cartagena,  y más concretamente del Cabildo de la Catedral de Murcia y dan honor y culto a la imagen, la Real Hermandad de Caballeros de La Fuensanta institución masculina y la Corte de Nuestra Señora de la Fuensanta como institución femenina.

 

[8] La tradición ha sido que las camareras fueran sagas familiares, aunque el cargo no es hereditario, siendo designada por el Cabildo Catedralicio. Las camareras de la Virgen de la Fuensanta han sido desde 1918, Dña. María Codorniú Bosch  entre 1918 y 1963, Dña. Pilar de la Cierva Kirkpatrick,  entre 1963 y 2016 (nieta de la anterior), Dña. María Artiñano de la Cierva entre el 2016 y hasta la actualidad (hija de la anterior).

FUENTES:

LA OPINIÓN:  https://www.laopiniondemurcia.es/feria-de-murcia/2018/09/11/artinano-hay-palabras-describir-honor/953482.html

LA VERDAD: https://www.laverdad.es/murcia/ciudad-murcia/201410/12/mujeres-vistieron-fuensanta-20141012024633-v.html

 

[9] Artículos en la prensa local, hablando de la no exposición al público de estos mantos.

Fuente: LA VERDAD

«El tesoro más oculto de la Morenica»  https://www.laverdad.es/murcia/ciudad-murcia/201705/28/tesoro-oculto-morenica-20170528010346-v.html

«¿Y el resto de los mantos? » https://www.laverdad.es/murcia/ciudad-murcia/201704/28/resto-mantos-20170428011531-v.html

 

[10] Charles Frederick Worth en wikipedia:  https://es.wikipedia.org/wiki/Charles_Frederick_Worth

 

[11] Hablo de la casa Worth-Boberg, y no de  Charles Frederick Worth, ya que este murió en 1895.

 

[12] LA VERDAD de Murcia:  https://www.laverdad.es/murcia/v/20130915/murcia/manto-llego-escandalo-20130915.html

 

[13] Historia de las mariquitas de la Esperanza Macarena de Sevilla.

  http://www.hermandaddelamacarena.es/tienda/blog/12_historia-mariquillas-esperanza-macarena.html

 

Compartir en:

2 thoughts on “HABLAR SIN VER, Y LOS MANTOS DE LA FUENSANTA por Carlos Elipe

Comments are closed.

error: Los contenidos de este portal web están registrados por su autor y protegidos por la ley. Queda prohibida su descarga, sin la autorización de su legítimo propietario.