NO DISFRACES TU AMARGURA por Francisco Pulido “El Puli”

  .

   Escuchar tú palabra o simplemente ver que en nuestras vidas a pie de calle, tras comprobar que somos verdaderos depredadores y que nada tiene que ver, que puedas ser solidario con el prójimo, que verdaderamente pongas la otra mejilla.

  Hoy en día más vale una foto que la mejilla, la verdad la foto queda en el tiempo. ¿Pero si retratáramos la mejilla del prójimo? ¿Seguro que esa seria, nuestra verdadera cristiandad?

  Navegando por esas lagunas me encontré contigo, al no saber quién eras te pregunte, que hacías en mí, me dijiste soy tu luz, soy tu camino pero lo más importante es que quiero ayudarte, a que puedas estar en paz y sentir que en mi jamás estarás solo, en los esteros de la vida… divagando en esos pensamientos alce la vista en mi conciencia y es cierto no podía estar en completa armonía por que el tiempo, en verdad, apremia te da esa calma que parece imposible pero que reconforta al estar a mi lado, Señor.

 

Pensares que tienen, los evadidos de ti,

Sentido que hablas, sin comprensión alguna,

No disfraces tu amargura…

Sino la paz de las palabras en tu interior,

Abraza la Fe a quien dio su vida por ti,

Sin pedir nada a cambio y se aferró al sufrimiento.

 

  Y así nos encontramos ahora, presos de una condena que en realidad la creamos nosotros mismos, gracias al egoísmo a no mirar al que tenemos al lado.

  Pequeñas luchas que se convierten en grandes guerras, de un sinsentido en las que generalmente pierde uno mismo. Aun sin reconocer esa pérdida, crecemos en las turbias aguas mansas que tú nos dejaste y que nos enseñaste a nadar en ellas.

  Me doy cuenta que se vacía mi interior pero no por falta de Fe, dios me libre, sino por lo que ves y no puedes poner remedio, como hizo Él o por lo menos asemejarlo a su buen hacer por la humanidad.

  Pero todo esto cae en saco roto, si en cada acción enjuiciamos y nos lo llegamos a creer, en cierto modo, cada vez somos más dependientes del prójimo, creo que nuestros embajadores en la iglesia son quien mejor catequesis dictan y que escucharlos más a menudo para poder así moldear nuestro pensamiento.

Francisco Pulido, El Puli

 

Ntro. Padre Jesús de la Salud. Foto para COMUNIHDAD de Roldolfo Robledo

.

Compartir en:
error: Los contenidos de este portal web están registrados por su autor y protegidos por la ley. Queda prohibida su descarga, sin la autorización de su legítimo propietario.