SEMANA SANTA EN ALCALÁ DE HENARES por Joel D. Hitos

Todos somos conscientes que España es un país diverso y rico en tradiciones. Sin duda, la Semana Santa es en muchos lugares quien encabeza esa riqueza, por la abrumadora participación de sus gentes, por su arraigo cultural y como no, por su gran patrimonio artístico, siendo todo esto digno de ser conocido.


  Lo normal es que más allá de la Semana Santa en la que cada uno de nosotros participamos de manera activa, dos a lo sumo, desconozcamos como es y cómo se vive la de otros lugares. Es imposible estar en dos sitios a la vez. 
  Con esta idea en la cabeza, he pedido ayuda y colaboración a cofrades de diversos lugares de la geografía española para que nos muestren como es su Semana Santa. Hoy, primer martes de la Cuaresma 2017 comenzamos a publicar una serie de artículos a los que he denominado «Otras Semanas Santas» y que continuaran apareciendo durante todo el mes de marzo.


  Iniciamos la serie con una Semana Santa cerca de casa, la de Alcalá de Henares y para conocerla cuento con la inestimable colaboración de Joel D. Hitos, quien desde su blog SEMANA SANTA EN ALCALÁ http://semanasantaenalcala.blogspot.com.es/ nos mantiene al día de la actualidad cofrade complutense.


Joel, muy agradecido por tu artículo.

Carlos Elipe Pérez

_______________________________

Semana Santa en Alcalá

Llega la primavera en Alcalá de Henares, y con ella la semana más grande del año, la semana de Dios. Llega la Semana Santa en Alcalá. Con 10 cofradías penitenciales, la Semana Santa de Alcalá de Henares es una de las mejores de la Comunidad de Madrid, celebrada desde el siglo XVI, y de la que forman parte alrededor de 4.000 cofrades y unos 100.000 asistentes. 

Foto: Fco. Jesús Rodríguez

El Domingo de Ramos la ciudad de Alcalá inaugura su Semana Santa con la procesión de “la Borriquita”, imagen que representa a Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén. El paso cada año es sacado en procesión por una de las diez hermandades, y su organización depende de la Junta de Cofradías de Alcalá de Henares.

Además, como novedad para el año 2017, la Semana Santa contará con una nueva estación de penitencia el Domingo de Ramos por la tarde. La Hermandad de Jesús Despojado de sus Vestiduras, María Santísima de la Paz y Esperanza y San Juan Evangelista realizará su primera procesión por las calles de su barrio, Espartales, partiendo de la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva, cuyo actual edificio es de reciente construcción. Esta joven hermandad sacará la próxima Semana Santa a su titular cristífero, Jesús Despojado de sus Vestiduras, a la espera de que en próximos años pueda acompañarle también María Santísima de la Paz y Esperanza. Sin duda, la hermandad es una clara muestra del nacimiento del barrio de Espartales como barrio cofrade. 

Jesús Despojado, Procesión Extraordinaria en enero de 2016. Fotografía de Rodolfo Robledo.
María Santísima de la Paz y Esperanza. Fotografía de Joel D. Hitos

El Lunes Santo Alcalá se viste de luto. Cae la noche y de la Santa e Insigne Iglesia Catedral-Magistral parte la estación de penitencia de la Hermandad del Stmo. Cristo de los Desamparados y María Santísima de las Angustias. El único sonido que acompaña a la procesión es el característico sonar de sus campanas, que crean una atmósfera imponente que llena el alma de una inmensa tristeza al ver a Jesús fallecido en los brazos de su Madre.  

 El Martes Santo es el día de los mayores en la ciudad complutense. En la Residencia de Ancianos Francisco de Vitoria tiene lugar cada año una Procesión para Nuestros Mayores, organizada por la Hermandad del Santísimo Cristo de la Agonía y la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli. Es la ocasión perfecta para que los mayores de la ciudad puedan sentir de cerca el mundo cofrade complutense. 

  En la tarde-noche del Miércoles Santo llega el turno de la Hermandad del Santísimo Cristo Atado a la Columna y María Santísima de las Lágrimas y del Consuelo, que realiza su estación de penitencia envuelta en un ambiente único y característico. Destaca, por ejemplo, el peculiar movimiento del paso del Cristo de la Columna, al compás de la agrupación musical que le acompañe. El Miércoles Santo en Alcalá tiene color rojo, el Miércoles Santo en Alcalá es de Columna. Es de Lágrimas y de Consuelo. Además, el mismo día la Hermandad del Santísimo Cristo de la Esperanza y el Trabajo y Nuestra Señora de la Misericordia realizan su procesión, con sones de cornetas y tambores y en andas.

Santísimo Cristo Atado a la Columna. Fotografía de Joel D. Hitos
María Santísima de las Lágrimas y del Consuelo. Fotografía de Joel D. Hitos
Santísimo Cristo de la Esperanza y el Trabajo Fotografía de Joel D. Hitos

Y si el Miércoles Santo está teñido de rojo, el Jueves Santo tiene un color morado. Es el día en que procesiona la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli, María Santísima de la Trinidad y San Juan Evangelista, una hermandad con mucho peso en Alcalá, la que más hermanos cuenta entre sus filas de nazarenos, y que además cuenta con una Agrupación Musical propia, la A.M. Jesús de Medinaceli, que cada año acompaña a Jesús Nazareno de Medinaceli, una imagen con mucha devoción en la ciudad. 

Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli 
María Santísima de la Trinidad

 Además, también procesiona en la tarde del Jueves Santo la Hermandad de los Doctrinos. El Santísimo Cristo Universitario de los Doctrinos y Nuestra Señora de la Esperanza recorren las calles de Alcalá, en una estación de penitencia que tiene su punto álgido en el encuentro, que cada año tiene lugar frente a la fachada de la Universidad de Alcalá.

Stmo. Cristo Universitario de los Doctrinos. Fotografía de Joel D. Hitos

 Llegado el Viernes Santo, en la “Madrugá de Alcalá”, el Santísimo Cristo de la Agonía sale en procesión con el amanecer complutense, y al caer la tarde, de la Iglesia de Santa María sale en procesión la Hermandad de la Soledad. El paso del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo encoge el alma de quien lo observa, recorriendo las calles con elegancia y a los sones de una capilla musical. Le sigue María Santísima de la Soledad, una imagen con una gran devoción entre los alcalaínos. 

   Así mismo, la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli, María Santísima de la Trinidad y San Juan Evangelista vuelve a procesionar este día, en la llamada “Procesión Trinitaria”, en honor a la procesión de la Hermandad Matriz de Medinaceli de Madrid, y como recuerdo de la Procesión General que antiguamente se celebraba el Viernes Santo. 


  Al caer la noche llega el turno de la “Procesión del Silencio”. Alcalá se sobrecoge y se entristece, vestida de nuevo de luto al ver por las calles del casco histórico al Cristo Yacente y a la Dolorosa de la Hermandad del Santo Entierro, la cual destaca no solo por el hecho de que las farolas sean apagadas a su paso, sino también por el único acompañamiento de unos tambores y porque es la única hermandad de Alcalá que cuenta con tres pasos. 

Santísimo Cristo de la Agonía. Foto original: Carlos R. Zapata
María Santísima de la Soledad Coronada. Fotografía de Francisco Jesús Rodríguez
Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Fotografía de Joel D. Hitos
Procesión del Santo Entierro. Fotografía de Francisco Jesús Rodríguez
Dolorosa de la Hermandad del Santo Entierro. Fotografía de Francisco Jesús Rodríguez
 Fotografía de Francisco Jesús Rodríguez

El colofón a la Semana Santa en Alcalá lo pone la Hermandad de la Resurrección, en la que, tras realizar su procesión Nuestro Padre Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Salud y el Perpetuo Socorro, se encuentran en la Plaza de los Santos Niños. Este Encuentro es uno de los grandes momentos de la Semana Santa de la ciudad de Cervantes, que congrega a una gran cantidad de espectadores que, cada año, llenan la plaza para observar como el Señor Resucitado se reúne de nuevo con su Madre. 

  La Semana Santa en Alcalá de Henares está declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, y es que ha sufrido un notorio crecimiento en los últimos años, tras haber pasado épocas en las que, o bien, no se realizaban procesiones o, si se realizaban, se veían condicionadas por momentos históricos difíciles y no tenían una gran fuerza.


Joel D. Hitos

Compartir en:
error: Los contenidos de este portal web están registrados por su autor y protegidos por la ley. Queda prohibida su descarga, sin la autorización de su legítimo propietario.