LOS TIEMPOS QUE VIVIMOS

A un día de comenzar la cuaresma, traigo a esta web para una nueva lectura y relectura el editorial del Boletín Informativo de Los Gitanos, publicado en enero de 2019.

(El original se puede leer en su web:   www.hermandadlosgitanosmadrid.es)

Además y para ilustrarla, recojo un nuevo dibujo de Fco. Javier Pérez, que también aparece en es boletín y que como siempre, me parece sublime.

__________

En la actualidad, ser católico no está de moda. Es demasiado habitual que se nos descalifique, que seamos el objetivo de las críticas en una mayoría significativa de los medios de comunicación que nos invaden. Es una evidencia que no se habla bien de nosotros los católicos, de nuestra la religiosidad, de nuestras costumbres, de la misma Iglesia, de sus misiones, del sacerdocio, de sus jóvenes, etc…

Seamos fieles a Cristo, pongamos pues la otra mejilla. Pero para reivindicar desde nuestro sentir cofrade, desde nuestra especial manera de sentir y vivir la fe desde dentro de una corporación penitencial, nuestra existencia católica.

Reivindiquemos con firmeza y alegría nuestras creencias, salgamos a la calle en procesión para hacer nuestra personal catequesis y mostrar la Palabra de quien se dejo atormentar por nosotros, hasta la misma muerte para salvarnos.

Vistamos el hábito de nuestra Hermandad, orgullosos de mostrar al mundo en el que vivimos, lo que nos ha sido enseñado y sigamos a Cristo, porque sabemos que Él es, el camino, la verdad y la vida.

Luzcamos en el pecho con gozo la medalla de nuestra Hermandad, como señal inequívoca de pertenencia a un grupo de fieles católicos que siguen al Redentor hacia una muerte anunciada, que no se avergüenzan, si no todo lo contrario, de ser y sentirse cofrades que es mejor sinónimo de ser católicos.

Vivamos la Casa de Hermandad como el lugar ideal para que entre hermanos seamos capaces de aprender, divulgar y compartir una fraternidad real, como la que nos enseñó el mismo Jesucristo.

Que nuestro sentir católico sea la excusa perfecta para darnos de verdad a los demás, de corazón y para que desde nuestra Hermandad seamos capaces de aportar a este entorno social que vivimos, un punto de vista de la verdad que vivimos dentro de la Iglesia. Porque pertenecer y participar de la Iglesia diocesana desde nuestra Hermandad es para sentirse felices y orgullosos.

Boletín Informativo de Los Gitanos, enero de 2019. 

Compartir en:

You May Also Like