SER JOVEN COFRADE: UN REGALO por José María Ramón Puch

A dos días de la festividad de San Juan Evangelista, celebrando la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo, por fin encarnado en hombre, hoy tengo la alegría de añadir a los artículo de este mes de diciembre relacionados con los jóvenes cofrades, el de mi hermano José María Ramón, integrante activo del Grupo Joven de la Hermandad de Los Gitanos de Madrid.

Muchas gracias José María por tu colaboración con esta web.


 

SER JOVEN COFRADE: UN REGALO

  Ante la próxima festividad de San Juan Evangelista, patrón de los jóvenes cofrades, me gustaría compartir con todos vosotros estas líneas, hablando de mi experiencia de joven cofrade dentro de la Hermandad de Los Gitanos, de la cual soy hermano desde hace tres años.

  Quizás puede sonar extraño que haya empezado estas líneas con la palabra regalo pero así lo siento y lo vivo cada día dentro del Grupo Joven de la Hermandad.

  Al evangelista Juan lo describen con temperamento vivaz, una persona con gran animación y entusiasmo y uno de los primeros regalos que tiene para mi formar parte de este grupo joven es el diputado de juventud y aquí tengo que dar las gracias por las vidas de Alejandro Suárez e Iván Cabrera por el trabajo que hacen, por contagiarnos su entusiasmo y sus ganas para organizar y coordinar distintas actividades para que podamos disfrutar de la vida de la Hermandad, por su compromiso y valentía a la hora de ponerse al frente de todos los jóvenes de la hermandad con lo que ello conlleva las alegrías cuando todo sale bien y la paciencia y el saber controlar las emociones cuando las cosas no salen como ellos quieren, por construir puentes con otras Hermandades tanto cercanas como lejanas con el objetivo que seamos de la Hermandad o Cofradía que seamos todos nos sintamos Hermanos. Es admirable el trabajo que realizan y un regalo disfrutar de ello.

  Así mismo es el discípulo por el que Jesús muestra predilección y es uno de los discípulos que le acompaña en momentos importantes de su vida: la transfiguración, su agonía en el monte de los olivos, es el encargado junto a Pedro de prepara la ultima cena, es el discípulo que reclina su cabeza en Jesús y el único discípulo que le acompaña y esta al pie de la Cruz frente a Jesús, un regalo para mi es poder tener la oportunidad de participar en la vida activa de la Hermandad en todos sus ámbitos desde la participación en los cultos, en las actividades, acompañar a otras hermandades en sus cultos acudiendo en representación de la Hermandad bien como Hermano o como miembro del Grupo Joven o prepara cosas para diferentes cultos, el altar para San Juan Evangelista, el corte de los ramos para el Domingo de Ramos, prepara lazos para el besamanos de la Virgen del Carmen, pero quizás el regalo más grande participar en actividades que tiene que ver con la ayuda a los demás, como las cuestaciones de la Cruz Roja o hace poco participar en la Gran Recogida de Alimentos para ayudar a gente que lo necesita o poder reclinar mi cabeza en Jesús en momentos de oración como las estaciones de penitencia, tener la oportunidad de disfrutar de nuevas experiencias como ser andero y ayudar a otra Hermandad a sacar a su titular en su Estación de Penitencia, participar en las Vigilias de Jóvenes en la Catedral o participar en tradiciones como la Visita a San Isidro pidiéndole buena meteorología en nuestra Estación de Penitencia o juntarnos todos los jóvenes pequeños y mayores antes del besamanos de Nuestro Padre Jesús de la Salud para comer y ver el salón parroquial lleno de jóvenes o un momento que me dejo los pelos de punta como fue en una Madruga en Sevilla al son de la marcha Saeta ver enmudecer a la gente al paso del Señor de la Salud por la plaza de la Encarnación.

  También dice la escritura que San Juan Evangelista que fue el primero en llegar al sepulcro pero que dejo que Pedro entrara primero, quedando en un segundo plano y aquí es un regalo tener a gente que nos cuida y nos guía en nuestro caminar cofrade, es de destacar el apoyo que siempre nos ha dedicado la Junta de Gobierno en cada una de nuestras actividades, siempre presentes y mostrando su apoyo, atentos a cualquier cosa y siempre me quedara en el recuerdo una imagen que sucedió en una de las ofrendas florales que hacemos el Grupo Joven a nuestros sagrados titulares, durante la mañana, el día de la estación de penitencia cuando Julio Cabrera se emociono al hablar del Grupo Joven antes de tirar una flor al palio de la Virgen de las Angustias.

   Y por último San Juan Evangelista tuvo el regalo más grande cuando al pie de la cruz Jesús le dijo Hijo ahí tienes a tu madre y desde aquel día Juan la acogió en su casa. Al igual que a San Juan, Jesús nos regala a su madre, aquella que fue ejemplo de entrega con su Si a ser la madre de Jesús y de oración ya que como dice la escritura María guardaba todas las cosas en su corazón, nosotros contamos con la protección de Nuestra Bendita Madre de Las Angustias y es un regalo ver como al igual que María dijo Si a Dios, muchos miembros del Grupo Joven han dado su Si para formar parte de las Juntas de Gobierno.

  Para terminar solo me sale dar las Gracias, a Jesús por haberme llamado e invitado a formar parte de la Hermandad de los Gitanos y por hacerme vivir y sentir cada día experiencias únicas que hacen que viva esta gran aventura cofrade como un regalo, que cada día tienes que cuidar y mantener en buen estado pero que te hace vivir momentos únicos y experiencias únicas que no te dejan indiferente ante la realidad que vive el mundo, que te acercan con una actitud de servicio a la gente que más lo necesita y que siempre te sorprenden porque en cada encuentro con el hermano encuentras el testimonio vivo del amor de Dios.

José María Ramón Puch

Compartir en:

You May Also Like