MANTO DE LA VIRGEN DE ZOCUECA. DE LA LEYENDA A LA REALIDAD por Carlos Elipe

Foto: Fondo Gráfico Archivo IAPH. (Autor: Fernández Ruiz, Eugenio)

   

   Como punto de partida de este artículo, vuelvo a recordar una vez más el viaje que la Reina Isabel II realiza por Andalucía y Murcia durante los meses de septiembre y octubre de 1862, por lo que supone este periplo para conocer parte de los regalos textiles que la soberana española hará durante el mismo, ejecutados por sus bordadoras de cámara, las hermanas Gilart. En artículos anteriores en esta misma web he hablado largamente sobre las motivaciones del viaje[1], por lo que ahora voy a centrarme únicamente en una las poblaciones visitadas durante el mismo, Bailén, en la provincia de Jaén.

   El segundo día del viaje, el 13 de septiembre, procedente de Santa Cruz de Mudela y en dirección a Andújar, la Reina Isabel II llega por primera vez a la localidad jienense de Bailén, en la que realiza una breve parada. Según el periódico “La España” del 16 de septiembre[2], esta se describe así: Desde Las Correderas, que así se llamaba el punto descrito, hasta Andújar, todos los pueblos del tránsito se hallaban adornados según lo permiten las circunstancias de cada localidad. Santa Elena, Las Navas, La Carolina, Carboneras, Guarromán, Bailén, habían erigido por todas partes arcos y obeliscos, […]  En Bailén fué algo mayor la detención, porque los carruajes mudaron de tiros; […] Por una coincidencia, que no es enteramente casual, la Reina de España trae consigo como jefe superior de su real casa al duque de Bailén;”.

   Pero no es la visita que nos interesa. Durante el mismo viaje, volvería a pasar por Bailén el 6 y el 7 de octubre: SS. MM, y toda la regia comitiva se hospedarán en Bailén en el palacio del señor duque de Osuna. Para esto el noble y poderoso anfitrión ha hecho llevar de Madrid vajilla, cocina, repostería, muebles y cuanto ha sido necesario para que el alojamiento sea digno de los regios huéspedes. Se calcula que la noche de hospedaje no costará al duque de Osuna menos dé 20.000 duros”.[3]

   Así daban cuenta de su llegada: “Bailén 6 de octubre de 1862 á las diez y veinticinco minutos de la noche SS. M.M. y AA. Acaban de llegar a esta ciudad sin novedad en su importante  salud.” [4]

   Ya he documentado en esta web como en algunos casos, la Reina lleva preparados de ante mano los regalos textiles que entregará directamente en el mismo viaje, como el realizado a la Virgen de la Cabeza[5] de Andújar o como pudiera suceder igualmente con la Virgen de la Fuensanta[6] en Murcia.

   Pero también ocurrirá que acepte las peticiones que recibe durante las visitas, siendo entregados los regalos, tiempo más tarde. Este segundo caso es el que ahora me ocupa.

   No se debe perder de vista, que con seguridad es conocida por los regidores de Bailén, lo que ha acontecido ese mismo año, el 6 de julio, en la cercana localidad de Baeza, a tan solo 35 kilómetros, donde se recibe un regalo de la Reina para la Virgen del Carmen[7], o incluso lo acontecido en Andújar, a 27 kilómetros, en los primeros días de este mismo viaje, con el regalo de un manto a la Virgen de la Cabeza.

   Quiero pensar que, es en el momento en el que los monarcas visitan la parroquia de la Encarnación, cuando se aprovecha para realizar la petición a la Reina, de algún manto que mejore el ajuar de la Virgen de Zocueca, patrona de la ciudad.

   Deja constancia de la visita real a la parroquia de la Encarnación el confesor de la Reina, San Antonio María Claret[8], a través de las notas del viaje que redacta su secretario personal, y que envía al Padre D. José Xifré, superior general de los Claretianos[9]. Recogidas estas cartas por la “Revista Católica”, se puede leer en el número de octubre de 1862[10], en la página 243:

“Correspondencia de la REVISTA CATÓLICA. 

Continúa la reseña de los trabajos apostólicos del limo. Sr. Claret.

Málaga y octubre 17 de 1862.

Sr. D. José Xifré, presbítero.

Muy señor mío y de mi mayor aprecio y consideración: Desde mi última escrita en Sevilla, siguiendo la marcha de SS. MM., hemos pasado sucesivamente por Bailén, Jaén, Granada, Loja y Antequera con dirección á esta, donde permaneceremos dos días. En estos diferentes pueblos ha predicado S. E. I. mi señor cuarenta y seis veces en la forma siguiente: […] El día 7 predicó S. E. I en Bailén al pueblo que se había reunido por la mañana en la iglesia para esperar á SS. M.M.; asistió después á la misa, y a la una de la tarde partimos para Jaén.”

 

Ntra. Sra. de Zocueca  Foto: Facebook @cofradiavirgen.dezocueca
Ntra. Sra. de Zocueca Foto: Facebook @cofradiavirgen.dezocueca

 

   Para continuar con el artículo he contado con la inestimable ayuda de D. Juan Pedro Lendínez Padilla, quien ya publicará en 2019[11] para la Real Cofradía de Nuestra Señora de Zocueca parte del contenido que hoy describo.

   Así he podido conocer el libro «NUESTRA SEÑORA DE ZOCUECAPATRONA DE LA M. N. Y L. CIUDAD DE BAILÉN» publicado en 1923 por D. José María Marín Acuña, párroco del Rumblar, quien hace una extensísima descripción histórica, de la ciudad de Bailén, de la imagen de la Virgen, de la Real Cofradía y de su patrimonio.

   En las páginas 54 y 55 de este libro podemos leer:

  Los Reyes de España durante el viaje que hicieron por Andalucía y Murcia el año 1.862, cuya crónica escribiera don Fernando Cos-Gayon, llegados á Bailén el 6 de Octubre, se hospedaron en el palacio del señor Duque de Osuna.  El 7 cerca del mediodía visitaron, acompañados por sus dos hijos mayores, el Señor Príncipe de Asturias y la Señora Infanta Doña Isabel, la Parroquia, donde adoraron á la excelsa Patrona de la Ciudad. En recuerdo de acto tan solemne, y cual testimonio de amor imperecedero hacia la Virgen Santísima de Zocueca, enviaron mil quinientas pesetas para su culto, y un manto de terciopelo grana, en oro recamado, con la siguiente dedicatoria:

«S. S. M. M. los Reyes Católicos,

Dª Isabel 2ª y Dº Francisco de Asís,

á Nuestra Señora de Zocueca Patrona de Bailén. Que se venera en su

Iglesia Parroquial de la referida Ciudad.

Madrid 1.865.»

Por real orden que expidió la Mayordomia Mayor de S. M. la Reina, dirigida al Ilustrísimo señor don Antonio Rentero y Villa, fue remitido á este caballero el rico manto para que lo condujese á Bailén. Lo entregó á la Cofradía, reunida casa de su mayordomo don Pedro Soriano Marañón y Aguilar, después de la fiesta del tercer día de Pascua Florida, aquel año, 1.866, 3 de Abril. En esta misma junta acordaron los hermanos celebrar para el estreno del manto una Misa y procesión lo más solemnemente posible; actos que se llevaron á efecto el 13 de Mayo, oficiando de Pontifical el limo, Sr. Obispo de la Diócesis, don Antolín Monescillo y Viso, quien con su palabra elocuentísima y llena de unción, arrebató al auditorio en el acto de la mañana.»

 
Foto: Fondo Gráfico Archivo IAPH. (Autor: Fernández Ruiz, Eugenio)

 

    Por tanto, el regalo fue elaborado en 1865 como muestra la inscripción y  estrenado el 13 de mayo de 1866. El periódico “El Pabellón Nacional” del 19 de mayo[12], publicó en su sección de provincias:

   “BAILÉN 17 de Mayo de 1866.

   […] El Excmo. é Illmo. Sr. Obispo de esta diócesis llegó el 11, siendo recibido por el ayuntamiento, el clero y las cofradías á la entrada de este término, y anunciándonos poco después el repique de campanas su entrada en la población. […] Uno de los objetos de esta santa visita, era la bendición del riquísimo manto que SS. MM. han regalado á la cofradía de la patrona de esta ciudad para la Santa imagen que se venera en su iglesia. […] En la mañana del 13 se verificó la bendición del manto con una solemne fiesta en que celebró el Sr. Obispo de Pontifical.”

   Juan Pedro me ha explicado además, que este manto se ha tenido como uno de los más importantes del ajuar de la Santa imagen, siendo con él puesto, la manera más habitual de representar a la Santísima Virgen y que así, se la puede encontrar en numerosos azulejos, dibujos, imágenes, carteles etc. También que este manto ha sido el usado los 20 de julio en la salida procesional de la Imagen, recordando la batalla de Bailén del 19 de julio de 1808 contra las tropas napoleónicas, agradeciendo la intercesión de la Virgen en la victoria. Y como, el paso del tiempo había desdibujado la realidad histórica de la pieza, contando sobre ella habladurías casi leyendas, en lugar de datos ciertos, ya que sin ninguna base más allá del boca a boca, de toda la vida en Bailén se contaba la historia de que el manto rojo de la Virgen, lo había regalado Isabel II en su visita y que era obra de la misma Reina, quien lo había llegado a bordar. O en algunos casos, se contaba que lo había mandado elaborar la Reina en la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara de Madrid.

Ntra. Sra. de Zocueca en un azulejo, revestida con el manto en estudio.

 

   Me explica también que hay un punto de inflexión a partir de 2009, con la imputación de la autoría del manto verde de la Virgen de los Reyes de Sevilla a las Hermanas Gilart.[13] Viendo las similitudes entre ambas piezas y conociendo por la cartela que tiene este manto rojo en su frontal, que indica claramente que es un regalado por los Reyes,[14] él empezó a sospechar que, teniendo la Reina unas bordadoras a su servicio, la autoría de este podría ser la misma.[15]

   El estado de conservación del manto, teniendo en cuenta la antigüedad de la pieza y su uso habitual, terminan derivando en la necesidad imperiosa de una amplia restauración del tejido. Restauración, llevada a cabo en 2019 por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH).

Juego textil completo del Manto de la Virgen de Zocueca en el estado previo a la restauración. Foto: Fondo Gráfico Archivo IAPH. (Autor: Santos Madrid, José Manuel).

 

   De esta restauración hay un completísimo informe de ejecución del trabajo realizado, elaborado por Dña. Lourdes Fernández González, Técnico Superior en Conservación y Restauración del Patrimonio Histórico, del Taller de Tejidos del IAPH, en el que podemos ver con gran detalle, todo el trabajo que ha realizado el equipo técnico del Instituto sobre las piezas que componen el ajuar. He podido hablar con Dña. Lourdes, a quien debo agradecer su amabilidad y la ayuda que me ha prestado para completar este artículo, quien me ha contado la enorme calidad de los bordados. Recomiendo sin dudarlo leer el informe de la restauración, que se puede ver pinchando en el siguiente enlace:

https://repositorio.iaph.es/handle/11532/332016 

 

   En la restauración de la pieza, una de las cuestiones más relevantes llevadas a cabo ha sido que, tras poner al descubierto el forro original, se ha encontrado una estampación muy similar a la que tiene el hábito de Baeza, donde se puede leer claramente el nombre de las hermanas Gilart como artífices del mismo.

Forro original del manto. Foto: Fondo Gráfico Archivo IAPH. (Autor: Santos Madrid, José Manuel)

   La siguiente galería de imágenes pertenecientes al fondo Gráfico Archivo IAPH se pueden ver algunos detallas del estado de la obra, antes de su restauración.

Manto Virgen de Zocueca. Bailén

Image 6 De 6

Foto: Fondo Gráfico Archivo IAPH. (Autor: Santos Madrid, José Manuel)

      Con este descubrimiento en el forro del precioso manto, se terminan las leyendas en torno a la autoría Real de este, y se puede atribuir su confección sin ningún género de dudas al taller de las tres mallorquinas, las Hermanas Rosa, Rita y Margarita Gilart.

   He intentado ponerme en contacto con la Real Cofradía de Nuestra Señora de Zocueca Coronada[16], vía correo electrónico, para conocer de primera mano del ajuar, de su destino, pero seguro que los difíciles momentos que estamos atravesando, impiden que pueda hablar con ellos. Ha sido D. Juan Pedro quien me cuenta que, antes de la crisis sanitaria se estaba haciendo un mueble expositor a medida, para que el manto quede expuesto todo el año en la Sacristía de la parroquia de la Encarnación y sea disfrutado por todos los fieles, devotos y turistas que nos queramos acercar a rendir culto a la patrona de Bailén. 

    La siguiente galería de imágenes se pueden ver algunos detallas del estado de la obra tras su restauración. 

Manto Virgen de Zocueca. Bailén

Image 1 De 6

Foto: Fondo Gráfico Archivo IAPH. (Autor: Fernández Ruiz, Eugenio)

 

Solo me queda rendir vista.

Carlos Elipe Pérez

 

Más información de las Hermanas Gilart en: ROSA GILART Y SUS HERMANAS, vida y trabajo –  por Carlos Elipe en el siguiente enlace: http://www.unavidacofrade.es/rosagilartysushermanas-por-carloselipe/

 

……………………………

Las fotografías pertenecientes a la Mediateca del  Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) que ilustran este artículo, tienen derechos de autor amparados en la legislación vigente sobre la propiedad intelectual e industrial y demás normativa sobre derechos de autor.  La autorización para su uso en este texto no ha supuesto la cesión de derechos sobre el material reproducido, por lo que solo pueden ser usadas aquí. Queda totalmente prohibida sin autorización de sus legítimos dueños la reproducción total o parcial de las imágenes. Cualquier nueva utilización de las imágenes deberá ser autorizada expresamente por el IAPH.

 


[1]  Ver el artículo “UNA DUDA RAZONABLE. Manto de la Virgen de la Cabeza por Carlos Elipe” publicado en http://www.unavidacofrade.es/mantovirgendelacabezaunadudarazonable-por-carloselipe/

 

[2] Biblioteca Nacional de España. “La España” 16 de septiembre de 1862, número 4943, página 2.

 

[3] Biblioteca Nacional de España. “La Época del 6 de octubre de 1862, número 4492 página 2.

 

[4] Biblioteca Nacional de España. “La España” 8 de octubre de 1862, número 4962, página 1.

 

[5] Ver el artículo publicado en www.unavidacofrade.esUNA DUDA RAZONABLE. Manto de la Virgen de la Cabeza por Carlos Elipe”

 

[6] Se puede leer sobre el regalo a la Virgen de la Fuensanta en “HABLAR SIN VER, Y LOS MANTOS DE LA FUENSANTA”: http://www.unavidacofrade.es/hablarsinverylosmantosdelafuensantaporcarloselipe/

 

[7] Se puede leer sobre el regalo a la Virgen del Carmen de Baeza en “NO PODÍA FALTAR NTRA. SRA. DEL CARMEN” en el siguiente enlace http://www.unavidacofrade.es/nopodiafaltarnsdelcarmenporcarloselipe/

 

[8] San Antonio María Claret y Clará, fue canonizado el 7 de mayo de 1950. Se puede leer su biografía en la Real Academia de la Historia:  http://dbe.rah.es/biografias/7391/san-antonio-maria-claret

 

[9] El Padre D. José Xifré es en 1862 el superior general de la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, popularmente conocidos como Claretianos, congragación fundada San Antonio María Claret.

 

[10] Biblioteca Nacional de España. “Revista Católica” de Barcelona, número 16, octubre de 1862.

 

[11] “Breves apuntes históricos sobre  el manto de “La Reina” y sus autoras las hermanas Gilart” dentro del programa editado por la Real Archicofradía De Nuestra Señora de Zocueca Coronada para la Romería 2019.

 

[12] Biblioteca Nacional de España. “El Pabellón Nacional” del 19 de mayo de 1866.

 

[13] Boletín de las cofradías de Sevilla, año L, nº 606 (2009), pp. 632-635.  “Las hermanas Gilart y la Virgen de los Reyes: Aportaciones a la vida y obra de las bordadoras de cámara de Isabel II” de Francisco Espinosa de los Monteros Sánchez. 

 

[14] La cartela que posee este manto es muy similar a la que tiene la túnica regalada  por la Reina Isabel II, obra de las Hermanas Gilart al Nazareno de Alcázar de San Juan y del que hable en el artículo “EL TREN PARÓ 2 VECES EN ALCÁZAR DE SAN JUAN” y que se puede leer en el siguiente enlace: http://www.unavidacofrade.es/eltrenparoenalcazardesanjuanporcarloselipe/

 

[15] Ya en 2010 D. Juan Pedro hablo de este extremo en su blog «SIMPLEMENTE CAPILLITA» en un artículo que se puede leer en el siguiente enlace: https://simplementecapillita.blogspot.com/2010/08/el-palio-que-fue-del-veranovirgen-de.html?m=1&fbclid=IwAR0ZDO9O7oOS62I8dCOVtEBHU4LrLhYYjOB0uSiNQdGfATVh7DRE20EBQD0

 

[16] Se puede encontrar la página oficial de la Real Archicofradía de Nuestra Señora de Zocueca Coronada en la red social Facebook  @cofradiavirgen.dezocueca

 

 

Compartir en:

2 thoughts on “MANTO DE LA VIRGEN DE ZOCUECA. DE LA LEYENDA A LA REALIDAD por Carlos Elipe

Comments are closed.

error: Los contenidos de este portal web están registrados por su autor y protegidos por la ley. Queda prohibida su descarga, sin la autorización de su legítimo propietario.